El Ojo Turco es un amuleto ancestral muy rico en simbolismo, siendo el color uno de los elementos que aporta significado a este popular símbolo protector.

Los colores originales del Ojo Turco

Históricamente, los colores más habituales y tradicionales en el Ojo Turco son el azul, blanco y negro. Estos tres colores otorgan al amuleto su aspecto clásico y ancestral.

El azul que todo lo ve

Como mencionamos antes, el azul del iris representa la protección que emana del Ojo Turco, capaz de verlo y repeler todo mal que se aproxime.

El tono de azul más común es el índigo oscuro o azul marino. También podemos encontrar tonalidades más claras como azul petróleo o azul cielo.

Blanco de pureza

El blanco en la esclerótica (parte blanca del ojo) simboliza la pureza de intenciones del Ojo Turco, que observa sin maldad para cuidar de nosotros.

El contraste del blanco y el azul hace que este amuleto sea inconfundible.

Negro que todo lo absorbe

Finalmente, el negro en la pupila y contornos absorbe como un pozo sin fondo cualquier energía negativa o envidia que recaiga sobre su portador.

Este color también realza la mirada penetrante y protectora del ojo.

Tres colores, un poderoso significado

En conjunto, el azul, blanco y negro logran el equilibrio perfecto entre protección, pureza y absorción de lo nocivo.

Son los colores idealmente combinados para crear un amuleto lleno de fuerza, mística y significado. ¡Un imprescindible Ojo Turco!

El poder protector del azul

El color más común y tradicional en el Ojo Turco es el azul, normalmente en tonalidades oscuras como el azul índigo o azul marino.

El azul se considera un color que ahuyenta el mal de ojo y atrae buena suerte. Representa protección, tranquilidad y serenidad. También se asocia a la verdad, la lealtad y la sabiduría.

Según la cultura turca, el azul repele la energía negativa y las miradas llenas de envidia. Por ello, la mayoría de amuletos del Ojo Turco llevan un iris de color azul.

En algunas variantes, también se utiliza el azul en el contorno del ojo o como fondo que rodea al amuleto. Esto potencia la capacidad protectora del Ojo Turco gracias al simbolismo de este color.

Otros colores y sus significados

Aunque el azul es el más común, también podemos encontrar Ojos Turcos en otros colores que aportan distintos significados:

  • El rojo se asocia al poder, la pasión y la protección contra el mal. Un Ojo Turco rojo se considera un guardián fuerte y energético.
  • El verde simboliza salud, crecimiento y buena fortuna. Ideal para atraer abundancia.
  • El violeta representa lo místico, la espiritualidad y la magia. Proporciona renovación.
  • El dorado o amarillo evocan la luz solar, la riqueza y la prosperidad. Atraen éxito.
  • El negro absorbe la energía negativa. Es protector y misterioso.
  • El blanco simboliza pureza, inocencia y poder espiritual.
  • El rosa se asocia al amor y la amistad. Atrae relaciones armoniosas.

Combinaciones de colores

También es común ver Ojos Turcos que combinan dos o más colores, tanto en el iris como en el fondo o contorno.

Algunas combinaciones típicas son:

  • Azul y dorado – Protección y abundancia
  • Azul y blanco – Poder espiritual
  • Verde y dorado – Sanación y prosperidad
  • Rojo y negro – Fuerza y absorción de lo negativo

Estas combinaciones buscan potenciar distintos atributos y significados, creando Ojos Turcos con múltiples beneficios.

El color que necesitas

En conclusión, el color en el Ojo Turco tiene un papel muy importante. Te recomendamos elegir el color o combinación que más se ajuste a tus necesidades:

  • Busca protección y serenidad con el azul oscuro.
  • Deseas abundancia – elige dorado o verde.
  • Necesitas renovar energías – el violeta te ayudará.
  • Quieres buena fortuna en el amor – el rosa es ideal.

Sea cual sea el color, el Ojo Turco será un poderoso amuleto que te acompañará con su magia protectora ancestral.