¿Cómo activar el Ojo Turco?

El Ojo Turco es un amuleto místico utilizado para la protección contra el mal de ojo. Aunque posee sus propios poderes ancestrales, existen ciertos rituales de activación que podemos realizar para potenciar su energía al máximo.

A continuación te explicamos cómo realizar una activación correcta de tu Ojo Turco. ¡Despierta toda su fuerza protectora!

¿Por qué activar el Ojo Turco?

Activar un Ojo Turco nuevo o existente nos ayuda a:

  • Establecer una conexión energética profunda con el amuleto.
  • Despertar y liberar todo su poder protector latente.
  • Cargarlo con propósitos específicos que guiarán su acción.
  • Purificarlo de cualquier energía negativa previa que pudiera haber absorbido.
  • Hacer que su presencia sea más notable e intensa.
  • Maximizar sus cualidades como repelente de vibras dañinas.

En resumen, realizar una activación permite aprovechar toda la mística del Ojo Turco.

Cómo realizar la activación

Existen diferentes ritos de activación. Te proponemos una sencilla ceremonia de 3 pasos:

1. Baño de limpieza

Pasa el Ojo Turco por humo de salvia para comenzar purificándolo de energías nocivas. También puedes utilizar agua salada.

2. Carga con cuarzos

Deja el Ojo Turco toda una noche sobre cuarzos como obsidiana, ojo de tigre o hematita. Esto potencia sus vibraciones.

3. Activación con vela

Enciende una vela blanca y visualiza luz dorada entrando al Ojo mientras repetidas: “te activo y potencio para atraer solo bien”.

Actívalo con regularidad

Es recomendable reforzar la activación del Ojo Turco cada Luna nueva o cuando notes su energía débil. Hazlo parte de su mantenimiento.

Despertar el poder místico del Ojo Turco te garantiza una fuerte protección ante cualquier negatividad. ¡Llévalo activado contigo como escudo protector!